Por culpa de los celos de una madre se destruyó todo lo que construimos en una relación de más de 25 años.  Cuándo venía a casa me decía que estaba gorda, me menospreciaba siempre diciendo que no sabía planchar, ni ordenar los armarios, y no sabía cocinar los platos favoritos de su hijo. Yo no quería verlo y pensaba que quería ayudarme al principio de casados, pero poco a poco iba mandando más en mi matrimonio. El  también era celoso como su madre, el mismo carácter, la primera vez que teníamos que salir a una fiesta que era verano ya no me dejo salir de casa, por celos y él no supo apoyarme lo suficiente, no se enfrentó nunca a ella y antes de enamorados a él le gustaba todo de mí, o eso creía yo. No tuve tiempo de averiguarlo, porque casarse era como escaparte de la autoridad de tus padres y sin darme cuenta estaba metida dentro de otra autoridad, la de su madre. Y un día cambió a su madre por mí, porque ella se quedó viuda y él se vio obligado a substituir a su padre para que  su madre fuera feliz, en cambio yo era la madre de él, y él era su acompañante como si fuera su marido, y ella me dijo que yo estaba celosa de ella, cuándo le dije a mi marido que no se fuera con su madre a almorzar o a comer con ella y últimamente ya venía a comprarle la ropa. Me convertí en una persona sumisa y sólo era la mujer de la limpieza, ya no era su esposa en ningún aspecto desde que murió su padre. El buscaba a la madre de sus sueños, no la mujer de sus sueños.

Anuncios