El 6 de Enero, el día de los Reyes Magos era el mejor día del año cuándo era niña, pero cuándo te haces mayor también disfrutas de ése día porque te conviertes tú en el rey mago y  lo que nunca había pensado es que iba a ser este año yo el rey Mago. Al divorciarme ahora he tenido que preocuparme yo de los regalos y ha sido una experiéncia muy bonita, primero he ido con mucha más tranquilidad y seguridad porque sólo dependía de mí, y no tenía que hablarlo con él, siempre tenía que esperar a que él hiciera las vacaciones de navidad para ir a comprar con él y siempre escogía él todos los regalos y sólo escogía el de mi madre. Se ponía de mal humor si compraba algún regalo yo sola. Al final perdí  la ilusión por ese día. Pero este año ha sido el mejor de mi vida  y yo he sido la Reina Maga, para las feministas esto les gustará, no me hubiese pensado que haría de Reina Maga nunca. He ido a comprar los regalos y he tenido libertad para escogerlos y aquí en Madrid ha sido alucinante ver todas las tiendas tan bonitas y las luces de las calles principales, me ha encantado la calle Serrano, era espectacular  y la plaza Callao había una pista de hielo con una casita al lado llena de todas las muñecas que están de moda y era fácil escogerlas. También he ido a comprar libros para todos en el Fnac y para los más jóvenes también. He comprado maquillaje para las chicas, yo me he comprado una barra de labios de Dior que me encantan .  Ahora he vuelto a vivir aquellos días con la misma ilusión de antes, pues  me he convertido yo en un Rey Mago, fuí yo sola a El Corte Inglés que siempre iba con mi ex y no podía ni abrir la boca.

Anuncios