En mi casa se instaló una tele muy grande , de 42 pulgadas y en las parejas que ya llevan más de 25 años casados, quiere decir que la mayoría de las veces  es que  sustituye al vacío sexual. Y que  se demuestra que ya no són capaces de cumplir como antes, me refiero en la cama, porque ya tienen unos años y por no sentirse mal por ello buscan un entretenimiento para no pensar . En lugar de buscar soluciones y enfrentarse a la realidad. Y siempre era un tema tabú, y  no se podía hablar del tema, aunque yo lo intenté de que no se la comprara porque ya sabía que pasaría lo peor, lo intuía. Y de todas formas él se fué a comprar la televisión . Hace un efecto de reconfortar la autoestima, y a la vez destruye la comunicación en la pareja. No era solamente la televisión  lo que se compró sino un equipo de sonido para escuchar mejor el cine, con unos  cuatro amplificadores. El plan del fín de semana era ver películas que se bajaba por internet. Y yo me iba al ordenador y me di cuenta de que era un mundo nuevo y podía aprender de todo, buscaba los diarios para leer a los periodistas que me gustan como Julia Otero y leer, “la contra” y el País. Me ha abierto la mente incluso,  y leer los atículos de todo tipo y puedo visitar los Museos virtualmente, que me encantan, leer a escritores i a través de youtube ver entrevistas de Andreu Buenafuente o de Risto Mejide y sus pensamientos.. Desde que vivo yo sola no quiero ningún televisor, los odio tanto, no te deja pensar ni hacer nada creativo, y ahora soy otra personas más feliz, sonrío cada día . Ahora ya he llenado mi interior de cosas interesantes. Ya no las leo, las hago. Gracias a internet he conseguido cambiar mi vida, es mi  profesor, mi guía espiritual, es todo. Me acuerdo que empecé a  los 40 años y mis hijas se reían , al ver que el ratón me asustaba y se me descontrolaba y ahora ya no me asusta nada y lo tengo todo controlado.

Anuncios