Vivir en Madrid me ha cambiado la vida en lo que se refiere a las compras, antes me interesaba en comprar ropa. Me iba a dar una vuelta dos veces por semana a “Zara”. En lugar de ir a ver y probarme ropa como antes, ahora voy a ver librerías. Es un compañero fiel de todas mis noches, ya no me siento tan sola.  es igual que hablar con alguien y ver su manera de pensar  te sientes acompañada. En Madrid hay muchísimas librerías y veo los escaparates con todos los libros nuevos y me dan ganas de entrar a mirar y me pasa el tiempo muy rápido solamente pensando que libro vas a coger, como cuándo vas a comprar un vestido o zapatos, que vas a mirar y si encuentras algo te lo compras, pero la moda está en saber que libros han salido. Y una vez a la semana o dos voy al Fnac a comprar libros. Me he dado cuenta que un vestido lo necesitas pero un libro también y sus conocimientos se quedan en la memoria y ahora estoy leyendo el libro de ” Come, Reza, Ama” . Ella está pasando por un divorcio y se va a hacer un viaje, yo lo hago también pero sin moverme. Pero un vestido una vez que te lo has puesto ya te cansas de él. Al contrario, los libros no són viciosos y te ayudan a cambiar psicológicamente, pero la ropa la necesitas para cambiar físicamente, uno sin lo otro no puede existir. Ahora conozco escritores y antes sólo me interesaba la moda y sabía que si esto era de Armani, o Donna Karen. Pues ahora mi preferida como escritora és Candace Bushnell, Lucía Etxebarria, María Dueñas, Isabell Allende. Y escritores, como Carlos Ruiz Zafon, Risto Mejide. Cada vez soy más adicta a los libros. Incluso voy a las presentaciones de los libros. Esta semana he comprado dos libros de bolsillo por 40 euros y voy a visitar varios países, como Italia, La India, Indonesia, un “viaje” imaginario. ¡Qué bien de vivir en Madrid!

Anuncios