El trabajo sí que importa que te guste.   Mi padre siempre decía que has de disfrutar trabajando.  A él le encanta hacer de agricultor y abrió unas tiendas de verdura y fruta y luego no continuó y continuaron mis hermanos. Las mujeres no contaban dentro del negocio familiar.  Para mí ser tu propio dueño me refiero es cuándo disfrutas mejor de tu trabajo. Y me he despedido de ama de casa porque no me gustaba trabajar para nadie. Soy mi propia empresa y mi propia dueña. He invertido el dinero en realizar los sueños de mi vida. Yo antes envidiaba a los actores y más cuándo hacían películas románticas, y pensaba: ¡Se lo está pasando bien y encima cobran! Si yo viviera en Madrid (pensaba desde mi cocina), seguro que me apuntaría a alguna academia a estudiar teatro, de hecho, siempre que llamaba a mi hija por teléfono, se lo decía, ella me explicaba que ha llegado a conocer a actores, gracias a su amiga del pueblo que a los 16 años se fue a trabajar de actriz, justo este año la han nominado a ! Mejor actriz en los Goya!. Ahora por cosas del destino, he de mirar la parte positiva y mira por dónde, seguro que igual puedo ser actriz o intentarlo. Se nota cuando uno trabaja por placer y el que trabaja por obligación. Estudiar teatro además te ayuda a perder el miedo a los demás y a abrir más la mente. Hasta me apunté a una película de extra y era sobre la democracia, se trataba de solamente reír, o enfadarse y tirar unos papeles. Tuve que ir vestida con ropa clásica con una blusa con lazo y falda hasta la rodilla, y me dijeron el lugar para ir, que grababan una convocatoria de empresa para ir a una huelga. Nunca es tarde para empezar algo nuevo. Pues hay que empezar por algo, para llegar a ser actriz, y por lo visto aún tengo tiempo ¿No es un sueño este trabajo?.

Anuncios