Me gusta todo lo relacionado con redes sociales, siempre leo algún blog de información al respecto. Seguía a un señor que escribió un libro sobre google, pensé que sería interesante. La verdad él fue quién me siguió primero. Me refiero a seguir en twitter. También hay la opción  “dejar de seguir”. Me recuerda a mi ex- que en la última crisis, antes de pedirme el divorcio, nos separamos unos días en el mes de abril y me llamó para hablar conmigo, y era el día de mi cumpleaños, que él siempre tenía un detalle conmigo y  que iba a arreglar las cosas , pues al vernos, creía que me iba a dar un beso, o una disculpa, y pasó al revés que actuó como si él fuera el ofendido y yo la culpable. De hecho nunca me ha pedido n perdón por nada que haya hecho, siempre ha encontrado la manera de girarlo todo para quedar sin culpa. Como siendo un inmaduro que no acepta ningún error. Y claro, nunca escucha a los demás, y sólo se escucha a sí mismo. Porque siempre le decía a todo que sí, y le seguía con casi todo. Le expliqué que no me gustaba que no me siguiera a ningún sitio. Me costaba convencerle para todo y que así no podía seguir. Pues, empecé a ver la posibilidad de divorciarme, porque deje de seguirle desde aquel momento. En twitter  me sentí igual de culpable , y pensé pero si esto no es como en la vida real. Si veo que no me sigue, me refiero a este seguidor yo le doy a “dejar de seguir” y no pasa nada.   Pues no fue así y al apretar al botón de dejar de seguir, me puse nerviosa y todo, como si le dijera a él personalmente que no le seguía. Pues gracia a  internet  estoy desarrollando una seguridad en mí misma, que antes no tenía, por tanto, ya os podéis hacer twitter.

Anuncios