Ahora como vivo en un piso de alquiler ya no tengo que ir a la reunión de comunidad de vecinos para socializarme un poco. Me gustaba conocer gente nueva y en mi bloque de antes éramos por los menos 100 vecinos, y el evento más importante era ahora a finales de Mayo. Me acuerdo que tenía una ilusión de ir, porque hablaría con alguien, era como una fiesta para mí, además nos juntábamos en el jardín de la comunidad al lado de la piscina, que era una preciosidad, tenía la piscina una alargada de esas de las Olimpiadas, con luces incluso por dentro, el bloque era precioso, y más bien parecía un hotel. Por eso, yo me lo creía cuándo él me decía: no hace falta salir para nada de aquí porque lo tenemos todo. Porque así se ahorraba él de viajar conmigo y me pasé diez años sin ir a ningún sitio.  Me acuerdo que al principio de vivir allí, me lo pasé muy bien, todo el verano haciendo amistades como un hotel de playa. Mi vida de sociedad estaba dentro de mi propia casa. En cambio, ahora todo ha cambiado y he encontrado también otros eventos para salir al fín de casa, aunque estuviera cómoda allí, tampoco no podía avanzar, estaba estancada. La vida está en lo que haces de verdad en el día a día, tienes que encontrar una vida propia, con un trabajo que te realice y no siempre pensar en una vida cómoda. Hay que vivir experiéncias fuera de casa por muy bien que estemos. Ahora no tengo comunidad de vecinos, pero igualmente he conocido a mucha más gente,  más que quedarme en una comunidad de vecinos . Ahora organizo fiestas en mi propio piso y los vecinos no se molestan, porque ellos también lo hacen, y  no pasa nada. Bueno, un día vino la policía porque ya eran las cinco de la mañana. También me pasan cosas horribles, el otro día me levanté gritando por la noche, porque ví !!una cucaracha!!! Al ir a beber agua a medianoche y creo que me oyeron los vecinos del grito que pegué. No lo cambio por ninguna comunidad. ¡Aquí si que hay quien viva!.

Anuncios