Este último año he de decir que he cambiado mucho mentalmente y para bien. Pero todo empieza por pensar en que he de cambiar a mejor, porque a peor ya lo estaba y claro ha sido más fácil. Debe ser como la crisis económica, que has de darte cuenta de que peor ya no podemos llegar y ahora vendrá el cambio a mejor. Pues yo lo mismo. Siempre que tengas a alguien que te escuche, porque aunque digan que no necesitamos a nadie, no es verdad. Pensar que estas solo es de tontos, cómo más rodeado de gente estás, más fácil es encontrarte a ti misma. Al venir a vivir a una ciudad, te sientes más vulnerable y nadie es extraño, en cambio en el pueblo todos son extraños, porque no quieren saber nada de ti mismo. Pues hablando, así es como me he encontrado a mi misma.He perdido la vergüenza, porque ahora tengo tiempo para perderlo en hablar con alguien, aunque sea el tendero, o el taxista, el librero, tenemos que perder el tiempo en escucharnos unos a otros, y aquí en la ciudad he encontrado el tiempo para hacerlo. Allí en mi propia casa, siempre tenía que hacer algo, antes de poner a escuchar los problemas de alguien y lo dejaba pasar. Me preocupaba más pagar la hipoteca y ahorrar, que pararme a divertirme eran tonterías. A veces hacía callar a mis hijas si me querían explicar un chiste, y les decía: No, ahora no tengo tiempo que perder. Cómo hemos cambiado, ahora tengo tiempo para perderlo en estas pequeñas cosas.Y antes no era tan responsable, ahora ha empezado un programa de Tele 5 de personas que se quieren adelgazar y la psicóloga dice que hay que ser responsables con lo que se come, y esto va también dirigido a beber también cosas que engordan, cómo la Coca Cola, que la he sustituido por una copa de vino entre semana, y también he reducido el plato. Antes comía el doble que ahora, y comer pan integral, porque sólo con decir: es que por nada me engordo” no, nada de lamentarte, ahora la culpable eres tú y tu responsabilidad es sólo tuya, antes pensaba que no era por mi culpa, y hasta que he visto que sí lo era, he decidido cambiar y poner la carne en el asador. Mi nevera también ha cambiado.

Anuncios