Un título de un libro dice así: Los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas. Pero ahora, ya no es así. No es verdad que las mujeres  no entienden los mapas, pero la otra parte ..sigue igual. Porque ahora está el GPS. Y tampoco escuchan al GPS. Mi ex se perdió por la carretera, porque cómo es una mujer la que les dicta la dirección pues tampoco la escuchaba y a mí tampoco,  pues se perdía continuamente con el GPS, porque no tomaba la salida, me acuerdo que tuvimos una pelea enorme, porque no cogió una salida de la autopista, y no encontremos el pueblo sino que al final encontramos una carretera en obras y sin salida, como mi matrimonio que ya estaba sin salida. Discutimos, y al final fue el último viaje que hice con él y el GPS. Yo recomiendo que la voz en off, sea la de un hombre y así ellos ya no se equivocarán. Pero ahora cómo está en el Iphone es menos complicado que le indicas cualquier dirección y te lo indica sin equivocarse, en cambio el GPS has de decirle paso a paso y es más difícil.  Hay nombres o plazas que no los encuentra. El otro día buscábamos la Feria de Madrid para ir a la Fhasion Week de Vogue que nos invitaron la revista Grazia. Pues el GPS no supo darnos la dirección, en cambio con el iphone enseguida nos salió y llegamos enseguida. Yo tampoco me pierdo, con el iphone  cuándo voy a pie estoy tranquila porque te señala por que calle te encuentras. Pero no en qué dirección.  El otro dia fui a recoger el dichoso router de Orange y tuve que ir a una oficina de Correos. Era cerca de dónde yo vivo pero a pie me perdí porque es más complicado de entender que en el coche. Y tuve que preguntarle a tres hombres antes de encontrar la oficina. Pero la primera vez cuesta de entenderlo, porque a mi ex también le pasó. Fuimos a buscar un restaurante y  nos perdimos y no supo entender el mapa, y tuvimos que preguntar igualmente, pero no quería hacerlo para no sentirse avergonzado. Porque ellos en teoría tienen más sentido de la orientación. Pues esto es un tópico y no es verdad del todo, ni nosotras escuchamos ni ellos entienden los mapas.

Anuncios