Antes me iba a ver al doctor para solucionar mis problemas de salud. Y le preguntaba ¿qué me pasa?. Ahora ya no voy al doctor, porque he visto que no eran problemas de salud sino que eran mentales.  Esto me pasaba porque ya no me divertía nunca ni salía ni a bailar con él ni nada. Pues el otro día baile toda la noche igual que hacía  a los 17 años y ni me dolió la cabeza..y me quedé sorprendida de que los hombres saben bailar y que eran de mi edad, de 50 años!.  Es que aquí no hay gente con dolor de cabeza ni problemas de salud, aquí salen a divertirse y no se quedan en casa. Antes pensaba que ya era mayor, y ahora me vendrían todos los achaques, que era normal, y era lógico de ir al doctor, porque no me encuentraba bien. Pues ahora ya no tengo ningún síntoma, me he dejado la medicación. porque al final ya tomaba cada día aspirinas. Era mi droga. Y pensar que la solución no era medicarme sino que era salir a divertirme y ahora ya no tomo nada.. bueno, tomo alguna caña..vermut.. un ribera de Duero..a vivir y nada más. Y desaparecen todos los males que como dice la canción: “No hay que llorar que las pena se van bailando..”, Ahora decido lo que quiero hacer y nada más. Solamente con cambiar de gente ya no me hace falta la aspirina.  antes era lo que me hacía falta, pero como estaba casada, no conocía a gente nueva y es que nunca he conocido a amigos nuevos.  Casi siempre,   sólo salía con mis padres y me había vuelto como ellos y tenía los mismos síntomas que ellos. Me dolían los huesos, tenía la presión baja.. me mareaba, tenía dolores de cuello, de espalda..y ahora todo ha desaparecido.  Ahora al conocer otro tipo de gente y de mi propia edad me ha ido muy bien para mi salud. Con el grupo de Singles que me he apuntado voy conociendo más gente y me han presentado a unas gemelas, ! igual que yo!  y estoy la mar de feliz y  esto me ha enriquecido mucho.  Se saben divertir y no beben ni fuman. Estuvimos bailando toda la noche sin parar y llegué a casa con un dolor de piernas y no dolor de cabeza, como antes y por eso que ya no necesito aspirinas ni preguntar al doctor: ¿Qué me pasa?.

Anuncios