Se debe salir de la crisis buscando los placeres en las pequeñas cosas.  Porque la crisis aguza el ingenio.  Como paso por una crisis que es  sentimental y a la vez económica pues  ya he cambiado mis preferencias en cuánto al placer. Ahora he encontrado placer en el chocolate. Aquí en Madrid he descubierto todo tipo de pasteles y de cafeterías que se dedican al chocolate. En Callao hay un Starbrucks que también se ha apuntado a la moda del chocolate, porque aquí triunfa mucho.  Abren cada día cafeterías nuevas y claro hay sitios que són mejores que otros. Ahora ya soy una experta. Han abierto un local que está todo buenísimo el otro día no tenía internet en casa y me fuí a un sitio en la calle Atocha espectacular y probé un Muffi de chocolate que es verdad que era el mejor placer que he tenido en bastante tiempo y me costó sólo tres euros. También he ido a  un sitio que se llama La Central que es librería y abajo han abierto también una cafetería que también he probado el chocolate con churros, pero como es muy moderno no es tan auténtico. Es que ahora se forman unas colas enormes para ir a tomar un chocolate con churros. Y los grandes almacenes también lo han hecho. En El Corte Inglés de Callao han abierto una planta de cafeterías para ir a tomar algo todo el día. Y se puede tomar helados de chocolate porque hay una heladería auténtica italiana y a la vez han abierto un supermercado de productos del chocolate. Se han inspirado en los aeropuertos que la gente también compra chocolate para picar mientras esperan el vuelo. Pues aquí también pasa lo mismo. Yo he ido a probarlo peró en una zona castiza de Madrid en la Plaza Mayor, allí si que el chocolate es un placer de verdad. Es muy bueno y te lo acompañan de unas porras, lo llaman así porque son unos churros muy largos y grandes como una porra de policía y luego te sirven con un vaso de agua, que es gratis. Cuándo me dieron el vaso del agua no lo entendí, pero de verdad que va muy bien porque es muy fuerte, aunque el agua esté fría. Ya decía yo que esta vida hay que llenarla de pequeños placeres.

Anuncios