El día de San Valentín se acerca y pienso que voy a estar sola y que no tengo a nadie para  salir. Y el otro día estaba tan desesperada el sábado por la noche, que me apunté a una web de citas Edarling para solteros exigentes, pues es un decir!! Porque unos hombres muy normales y muy maduros . Pues resulta que os aviso de que os miréis muy bien las condiciones de pago, no me fijé bien y cliqué la opción más barata y resulta que lo era porque era por un año. Yo quería probarlo un mes.  Y  me habían cargado en la cuenta 200 euros de golpe. Pues no he podido pegar ojo en todo el fin de semana,  porque me he dado de baja y tenía mis dudas, para que me devuelvan el dinero. Por lo menos  dejé de pensar en buscar un hombre que al final sé que no me va a solucionar mi vida, que ahora soy independiente económicamente y tampoco necesito a nadie. El lunes llamé directamente al banco y menos mal que tengo ya confianza con un señor, que por cierto lo tengo en Cataluña y se ve que con mi idioma me expreso mejor, y le tuve que ser franca y decirle que tenía que hacer algo para ayudarme a que me devolvieran el dinero y me dijo que por si acaso anulara la Visa, y yo le dije que sí. Pues no me solucionó el problema porque dijo que yo tenía que enviar un email a la empresa primero y hablar con ellos, y le dije que esto ya lo había hecho también. Pero me tranquilizó con sus palabras y me dijo que se puede arreglar de varias formas si una no funciona y me quedé más tranquila. Pues el caso es que pensé que para que quiero un hombre por San Valentín si yo lo que quiero es que me solucionen problemas de dinero y resulta que ya lo tengo, pero es que este mismo día , qué casualidad que la casera me llamó para decirme que no había recibido la transferencia y  tuve que llamarlo a él otra vez, porque resulta que le tuve que dar las claves para entrar en mi línea Abierta de La Caixa para comprobarlo  y  me dijo que yo me había equivocado y todavía no se había realizado el traspaso. Total que estuvo toda la mañana por mí al teléfono.  Que más se puede pedir, ya no necesito a un hombre por San Valentín sino los otros demás días. Pero también es verdad que le doy demasiada importancia al amor. En los libros de auto-ayuda dice que no es importante el amor, el dinero y el poder para ser feliz, sino que lo importante es conseguir metas inalcanzables. Yo he conseguido una meta inalcanzable y es verdad que soy feliz.

Anuncios