Hace años que veía estas fiestas y sabía que unas  amigas iban con sus maridos. Pues he pasado de proponérselo año tras año y  por fin todo llega y he ido a la fiesta de los ochenta. Sin él, claro.. Pues resulta que un amigo mío del facebok se dedica a DJ los fines de semana.  Porque pocas fiestas de nuestra edad que organizan pues tenemos que ir, pues mi hermana gemela ha sido la culpable de que yo estuviera allí. Me recordó a mis años de juventud. Porque era la misma que íbamos. Y este año me he podido sacar esta espina pero a medias, porque si que he podido ir pero porque ya estaba divorciada, porque a mi ex no le gustaba nada salir de noche. Pues ha sido otro sueño hecho realidad, del que nunca pensaba ir. Pues me lo pasé genial, porque las ganas de divertirme fueron lo principal, porque daba igual que fuera con un grupo de casados, porque todos éramos amigos. Y la música que tocaban nos hizo rejuvenecer a todos. Parecía que estábamos en la discoteca de verdad y que teníamos 17 años, además estos amigos, también los veía yo en la discoteca, porque era el punto de encuentro. Y me dijeron las mismas palabras para ligar que cuándo iba con mi hermana gemela.  Pues de pronto en un jardín que había más tranquilo, se acercó un señor a decirnos si éramos hermanas! . Pues a la mañana siguiente, me lo encontré por las calles de mi pueblo. suerte que en Madrid esto no pasa. Empezaron a sonar aquellas canciones de los ochenta, la de Gloria Gaynor me acuerdo fue la que me transportó a aquellos tiempos. Luego la de Alaska aquella canción ” !A quién le importa lo que yo diga…!..!Me puse a bailar ..!divertidíssimo¡ Lo aconsejo para desconectar. El ambiente era igual de bonito, estaba el techo llenas de bolas de cristal igual que la de los ochenta. Yo me acuerdo que ponían una luz azul que al bailar nos veíamos los dientes blancos. Pero sólo hicieron salir humo y llovieron serpentinas del cielo. Lo único  que pedí un mojito, porque antes no existía esta bebida. Pero  se llenó a tope y yo pensaba que seríamos los más mayores , peró éramos todos de nuestra generación. Ahora están empezando a pensar en pasarselo bien los de 50 años y organizar cosas para nosotros. Que ya está bien de organizar cosas para los treinteañeros. Que ahora se va a celebrar el próximo mes, otro sábado dedicado a la movida madrileña. Y que conste que fuí a mi pueblo a bailar, que esto no lo hicieron en Madrid.

Anuncios