Se ha perdido la dignidad poco a poco. Porque hemos ido a un mundo mejor. Y cómo ahora los mayores ya lo tenemos todo no nos preocupamos de los jóvenes. Y también les hemos dado todo y queremos que también vivan como nosotros. Que encuentren trabajos que sean dignos con sueldos dignos. Yo pienso que los cambios políticos no nos han ayudado a tener trabajos dignos y desde hace años que yo sigo viendo que los sueldos han bajado. Para tener una vida digna cuesta muchísimo.  Yo trabajaba de dependienta  y cobraba 400 euros por media jornada y trabajaba los fines de semana. Y en verano cobraba 600 euros también por media jornada, y porque no me podían contratar a jornada completa. Pero eso es lo que pensaba yo. ¿Que no podían pagarme? No era por eso, sino porque las leyes les permitían hacerlo. Por eso que las leyes no son dignas y el empresario no lo es tampoco. Y por todo esto, he visto cómo la gente ha cambiado y cómo los negocios han cambiado y la gente es más pobre. Y los viejos decían que desde que ellos nacieron no había ni coches, ni carreteras. Pues las cosas cambian  pero no a peor.    Pero en casa me sucedió igual que ya no era digna ni para mi marido, porque él tampoco se sentía digno para su jefe. Y la crisis de la pareja pasa por que tú seas digna para él también. Y la crisis en su empresa produjo también la crisis de mi matrimonio y de otros muchos matrimonios también. Que además el telediario dice que la cosa estaba muy  mal, y que hay mucha crisis. Porque las televisiones pertenecen a los políticos. En cambio, yo pienso que si tienes dinero si que puedes cambiar. Con dinero puedes ayudar a que la gente tenga dignidad , pero sin dinero la gente no puede ser digna. El que tiene dignidad , ahora puede mejorar a la gente, que es lo que hace falta, porque han hecho unas grandes universidades y grandes empresas y ahora no hay dinero para la gente que trabaja. Los altos jefes se quedan con todo. Y la gente de a pie no recibe ni para vivir dignamente. Pues todo  cambia, y ahora que la gente tiene carrera como mi hija tenía que hacer trabajos de camarera en comuniones o bautizos o de limpiar coches . Y cómo necesitaba el dinero, dijo que sí al trabajo. Mi otra hija encuentra trabajos de prácticas, “supuestamente” y le pagan 150 euros al mes. Pero trabajó como el que más y ella esta estudiando diseñadora gráfica  y les cambió toda la carta y carteles de publicidad a unas tiendas de helados. Y él jefe con toda la jeta le dijo que sólo le pagaba para el metro. No hay dignidad, esto es el problema y la dignidad se compensa con que les pagues bien a otra. Si cobras poco no te sientes una persona digna, ni puedes vivir en una casa digna. Pues tenemos que dar dinero a los jóvenes para que encuentren un trabajo mejor y no guardar el dinero en el banco para mi jubilación como pensaba mi ex.  Pues los empresarios y los políticos tienen que cambiar y ayudar a hacer leyes mejores para los de a pie. Porque la dignidad pasa por que ayudes con dinero y primero a los de tu propia familia, que el otro día oía que los jóvenes recibían una paga al mes de 100 euros. Pues para que tengan ellos una vida digna quiere decir que yo si que tengo dignidad.

Anuncios