He conocido a singles de barrio., y es que tienen una pinta de barrio, parezca que para ellos el tiempo se ha detenido. Me he encontrado en cada reunión de singles, al single de barrio. A mí me suenan todos muy raros los nombres y el single también porque no soy de aquí. El último evento de singles organizaron una fiesta que se llamaba “la tuerca y el tornillo”,  pues me apunté. Porque pensé parece divertido. Y también por  experimentar. Antes se organizaba una cena y nos fuimos después a la fiesta. Y al entrar en la misma puerta a mí me dieron una tuerca y a ellos les daban un tornillo, tal cual. Si por casualidad encajabas con alguien pues entonces te invitaban a un cóctel. Pues empezaron a venir señores para probar a ver si encajaba yo con mi tornillo,  y con el primero que vino pues no encajó, pero me lo pasé bien, porque yo me hice la sarcástica y todo. diciendo éste tornillo me parece que és más gordo y ya veo que no entra. Pero luego vino un señor que mira por dónde si que encajó el tornillo. Pero era tan de barrio. No sé , todos van igual, llevan un jersey y debajo la camisa, y unos pantalones de pinzas de hace diez años. Yo estaba con una amiga y me alejé porque no me interesaba. Pero de pronto pasó algo interesante, se acercó el señor y se hizo el divertido, ¡Oye que tu y yo hemos encajado! Pero yo me hice la sueca, Pero enseguida vino otro señor más que nada que justamente yo conocía el barrio porque dijo que era de La Vaguada, y yo conocía el centro comercial y claro, ya empezó a explicarme su vida y todo. Y me dijo que él se llevaba muy bien con todas sus ex, que se había casado una vez pero que no tenía hijos, pero su mujer tenía dos. Pues era la mar de feliz él, sin preocupaciones  ni nada, se le veía tan relajado que se puso a bailar cerca de mí. De pronto pusieron la de Lolita, una rumba y claro salté de la silla y me puse a bailar la rumba como buena catalana, y me lo pasé más divertido que nunca en la vida. Sólo tengo que ser feliz y no pensar en nada.

Anuncios