http://eatandlovemadrid.es/wordpress/20-terrazas-para-reencontrarse-con-el-cielo-de-madrid/

He vivido siempre cerca del mar y nunca había tenido tiempo de viajar en verano y siempre me quedaba en la playa. Y tantos años de ir siempre a la playa que al final no salía a ningún sitio, porque el mar era lo mejor del verano. Pero yo veo que esto está cambiando y que  ya se ha pasado de moda lo de ir a la playa. Pienso que se ha perdido el interés porque está todo muy masificado. Antes en los años noventa eran pueblos de pesca y ahora han perdido su encanto. Ya no quedan pescadores y no hay pescado y hoy  el pescado somos nosotros. Está tan masificado que ya no es bonito para nada. Y encima anuncian en el telediario que ha empezado el turismo de playa. Para que se llene todavía más si cabe. En cambio en Madrid viene el turista cultureta y me gusta mucho más que el turista playero . Porque es más respetuoso y entendido. Y viene por la comida y por conocer la ciudad. Pues yo también me he apuntado a conocer la ciudad como un extranjero más. Porque los españoles podemos ir a la playa todo el año.  Porque me encantó visitar Madrid de noche. Es una oferta de Ludicum para singles, que está organizando desde hace algún tiempo y me apunté pensando que iba a encontrar gente más cultureta y de hecho no ha sido así, bueno el único cultureta era el  guía que el pobre nos estuvo explicando la historia de una estatua que está en Tirso de Molina. Pues al final en lo único que me quedé de la excursión de historia que era  por  el barrio de Lavapiés fueron dónde estaban las mejores terrazas de verano. Y que una estaba cerca de la plaza y que se llama la casa de Granada que es un restaurante situado en el ático para disfrutar de las vistas.  También nos enseñaron una taberna muy antigua de las primeras que hubo en Madrid que por cierto era taurina, y  dónde hay un espectáculo de flamenco, pero el señor de la taberna no le dejó fotografiar el local y dijo que no lo podía anunciar en ningún blog. Porque este sitio está igual que entonces. Por allí no ha pasado el Chicote ni pasará porque los platos también eran de la época del siglo XVII. Parecía un capítulo de Ala triste y también nos enseñó otra terraza en lo alto de un edificio que es  una Universidad y a la vez biblioteca pero con historia porque era una iglesia que habían quemado en la guerra y que han conservado los muros. Pues había también una terraza arriba del edificio. Y yo antes que siempre estaba mirando al mar y a veces no es tan bonito como lo pintan. Por suerte hay  vida más allá del mar.

Anuncios