El perfil del single político es ya de una cierta edad, que normalmente tiene propiedades y la vida solucionada  y trabaja o trabajaba en un banco. Pues he conocido a alguno y me parece que estés escuchando las noticias, quiero decir que hablar de política es que ya ves cómo es este señor, y que divertirse para él ya ha pasado a otro plano y de hecho era un caballero porque me invitó a un café en una visita cultural que conocí en una página de Ludicum que me apunté una tarde noche y la conversación empezó bien y se interesó por mi un poco. Y después cuándo se puso a hablar de política me quedé un poco asustada y le tuve que dar una excusa para salir pitando del café, además me había llevado también a un café de viejos, de esas mesas de mármol y el local de los años 50. Pues todo encajaba en cómo era él. Porque si te lleva a un local o a otro ya dice mucho de como és. Pues me acabé tan deprisa como pude el café que yo normalmente me gusta tomármelo muy despacio y le dije que mis hijas no sabían que me había ido fuera y que era muy tarde ya. Me dijo para quedar otro día y también le dije otra excusa, que el verano lo pasaba fuera de Madrid y estábamos en la entrada del metro porque me acompañó hasta allí. Y le mentí y todo porque le dije que vivía por las afueras y resulta que vivía en la misma calle que estábamos para que no pudiera saber nada de mí. Y él también me contó que se iba a un crucero, que para mí también es muy aburrido porque todo está programado y no creo que vaya nunca, yo prefiero otra clase de vacaciones. Por eso que cada vez lo encontraba más aburrido y que en su vida no tiene ninguna emoción y que él tiene el control de su vida y de los demás, igual que los políticos que hacen cara de ser muy aburridos. En el programa de la sexta de Salvados de Jordi Evole que entrevistó a Artur Mas el presidente de la Generalitat de Catalunya lo hizo en su propia casa y mi sorpresa fue que tiene el mismo sofá que el mío que yo tenía en mi ex casa y ya supe pues qué tipo de hombre era, por su comedor . Porque el sofá dice mucho de una persona, los hombres les encantan los marrones porque son tristes, en cambio yo lo quería de un tono crudo. El periodista fué más valiente que él y le preguntó si tenía dinero en Suiza.

Anuncios