El abrigo a veces no parece que tenga que ser ni incómodo ni frío hasta que lo llevas unas cuantas veces y te das cuenta de que no has hecho buena compra. Y claro, ya no puedes ir a cambiarlo. Porque a la vez te sigue gustando mucho. Y no piensas en el momento de escogerlo que va a ser para muchos años y luego pasa que tienes que aguantarte y volver a ponerte el mismo abrigo invierno tras invierno y a veces son muy largos los inviernos . Porque a la hora de escogerlo te guías por el diseño y que sea de un color bonito y no te fijas en los demás detalles. Lo que me gusto del primero fue solamente por una cosa, y en cambio hay muchos más detalles en un abrigo que deberíamos fijarnos, por ejemplo que no sea ni muy corto ni muy largo, porque los largos no hacen buena figura, parece algunos que sean de esos albornoces de la ducha, que son feísimos para mi gusto y los hay no tan largos que te hacen más estiloso. La medida justa es muy difícil de encontrar, porque cada uno tiene un cuerpo distinto. Pero nunca puedes saber si será cálido hasta que no te lo has comprado. Porque el primer abrigo que tuve era largo y era muy incómodo de llevar y al ponérmelo era frío y no me servía para nada. Y me sentí engañada, porque por fuera era precioso y parecía cómodo, pues como me pasa con los hombres que a veces es todo al revés de lo que parecía. Pero el primero que tuve me duró muchos años, y además nunca parecía viejo porque me lo ponía muy poco.  De hecho solamente lo usaba en este mes de diciembre para las fiestas con la familia. Para aparentar que tienes un abrigo muy caro y que la vida parece feliz y mejor con un abrigo largo, pero a veces cuándo me lo ponía en estos días antes de navidad para ir a comprar los regalos ,más bien me molestaba porque era incómodo para entrar en las tiendas, porque todas las tiendas hay el aire caliente y yo me ahogo en ellas. En cambio he tenido un abrigo corto y también era incómodo porque el día que hacía frío no me tapaba lo suficiente. Me helaba igual. Pues ahora ya he pensado en cómo ha de ser el abrigo ideal, y ya lo he encontrado, es uno además muy cálido y son los tipo anoracs de pluma largos con los cuellos de piel y que sirven para todo. Porque ahora ya he pasado por varios abrigos y ya sé el que me gusta.

Anuncios