http://www.blackoveja.com/taller.aspx?taller=2_M_4

En Madrid se ha puesto de moda, o también por necesidad de organizar cursos de costura los fines de semana y también talleres para niños, que a mí me chocó bastante. En mi época ya se aprendía a coser en el colegio, pero como ahora ya no se enseña pues hay un filón por explotar. A mi me enseñó mi abuela a hacer ganchillo,  pues si lo llego a saber que ahora te puedes ganar la vida con lo que me enseñó mi abuela, le hubiera tenido que hacerle caso a ella y no ir a estudiar. Pues ahora los fines de semana en vez de llevar a tus hijos al fútbol o a la piscina, pues también los puedes llevar a coser. Lo sé porque yo me apunté por ir alguna tarde a aprender patchwork. Porque vino la hija de la que me enseñaba a coser y le estaba enseñando a hacer un bolso para las clases de ballet. Ahora lo pueden aprender de todo, hasta de cocineros que en la televisión han hecho el programa de top chef de niños y han abierto unas clases de cocina por la web. Ahora las mercerías modernas ofrecen talleres y venden los productos que vas a utilizar en la tienda. Yo me compré la ropa allí mismo para hacer un cojín. Y luego organizan unos mercados de diseño para gente joven que venden sus productos. Ya no hay solamente los mercadillos de los que organizan el Ayuntamiento, como los que hay en la Plaza Mayor, que he ido a uno del Jamón, con diferentes paradas. Ya no existen sólo de comidas, ahora hemos evolucionado y ya hay diferentes mercados. De gente joven que quiere vender otra clase de productos que han diseñado ellos. En el Palacio de Cibeles organizaron un mercado para diseñadores para vender sus productos que hacen ellos mismos. También habían a la vez  unos ingenieros con una máquina de hacer figuras en tres dimensiones que se habían inventado y te pueden fabricar un coche!!!.  Era en un fin de semana y en el mismo lugar organizaron unos conciertos de media hora de cantantes de moda. Yo conocía a uno de ellas por mis hijas que se llama “La bien querida”.  Pues era hacia las nueve de la noche . Pues aparte había una barra para beber y también para comer algo. Hasta nos sentamos en el suelo mi hija y yo. Pues al final  va a ser todo como coser y cantar.

Anuncios