Todo lo que es vintage triunfa y se refiere que ha de ser un objeto como mínimo de los años 70 o de la época de los ochenta. Esta moda se ha extendido a todo, porque primero se puso de moda vender la ropa y hoy en día se ha trasladado a la decoración de la casa y a todo tipo de accesorios. Por ejemplo en Madrid organizan un mercado en el museo del ferrocarril cada quince días y allí todo lo que venden es de esta época. Los muebles de fórrmica por ejemplo se vuelven a llevar y que yo tenía en casa de mis padres cuándo era pequeña. Me acuerdo que tenía unas mesitas de noche de este material y que mis padres tenían un mueble bar que era negro y rojo. Se llevaba todo de color, incluso la mesa del televisor era de plástico y de color blanco. Pues también cada año en el barrio de las letras se organiza un mercadillo de todo tipo de objetos vintage o modernos. Pues me sentí como en mi casa, porque además resulta que ya estoy siempre  rodeada de este tipo de muebles y me encantó de pasear por las calles  y pasó que no tuve ganas de comprar nada. Porque ahora toda mi casa esta decorada con muebles de la época de los ochenta, porque en los barrios viejos encuentras muebles vintage no viejos…eh? y he ido recopilando muebles de otro piso que estuve, que los he reutilizado, porque al empezar de cero no tenía casa propia y no los tiro. Pero ha sido una ventaja porque ahora entiendo de muebles antiguos. Puedo decirte sin ninguna duda de que año es. Y ahora me encanta ver todos estos muebles porque ya estoy acostumbrada a vivir con ellos. He tenido suerte dentro de lo que cabe porque yo no sabía nada de muebles y he cambiado de gustos incluso porque antes me gustaban estilo italianos y que fueran elegantes y sobrios  y ahora me encantan los que son modernos y de formas muy sencillas y que sean alegres y de formas diferentes. Me encanta mezclar una cómoda de la época de los ochenta con unas sillas de hierro de colores  y una mesa de color verde. Y si sigo así, que me cambio de piso para ir a otro más antiguo al final tendré que salir al mercadillo a venderlo. En Holanda dicen que la gente lo vende en la calle para sacarse un dinerillo porque se lleva más que nunca lo vintage.

Anuncios